Necesitas ser organizado

Un viajero organizado es un viajero feliz. Esto no quiere decir que en tu viaje no exista la improvisación, al contrario, pero está garantizado que tener un plan y la suficiente organización de tus recursos básicos (tiempo, dinero y equipaje) te ayudarán a disfrutar al máximo tu destino.

Desde mantener todos tus documentos, identificaciones y tarjetas en un lugar seguro, hasta crear un itinerario que tenga sentido geográficamente; para viajar por tu cuenta solo necesitas desarrollar esa capacidad de previsión. Esta misma capacidad de previsión seguro te ayudará, en más de una ocasión, a mantenerte a flote durante tu viaje.

Prueba Re_set GRATIS por 90 días y obtén descuentos exclusivos en tu hospedaje en más de 60,000 destinos nacionales e internacionales. 

Investiga previamente tu destino para conocer sus costumbres, prácticas y tradiciones. Esto te permitirá conocer que eventos y espectáculos puedes esperar y cómo abordar a los locales.

Conocer un poco del idioma local y desarrollar ciertos hábitos como siempre llevar contigo la llave de tu hospedaje, te brindarán la seguridad suficiente para dejar de preocuparte y dedicarte a lo que importa que es disfrutar de la experiencia.

Necesitas ahorrar y hacer un presupuesto

Seamos realistas, muchas veces no siempre tenemos los fondos suficientes para viajar a lo grande. De lo contrario no existirían las ofertas de temporada baja o las membresías para viajeros frecuentes.

Sea como sea, el factor monetario es vital para que puedas viajar por tu cuenta.

Ya sea que busques una habitación con todos las comodidades a un gran precio o sólo quieras viajar como trotamundos profesional (nota rápida: necesitarías un par de tennis muy cómodos y duraderos), lo ideal es ahorrar antes y durante tu viaje lo más que puedas.

Puedes empezar haciendo un presupuesto de tus gastos y, posteriormente, montar una estrategia de ahorro como guardar tu cambio todos los días, apartar el 20% de tu dinero cada quincena o incluso usar alguna aplicación para ahorrar dinero (de preferencia la de tu propio banco).  Esto hará la diferencia entre viajar para disfrutar y “viajar limitado”.

Nadie quiere ser de esos viajeros que no disfrutan su propio viaje, por lo que estos dos consejos te permitirán sacar la máxima experiencia posible, en caso de que busques realizar un viaje de autoconocimiento o de diversión pura.

Recuerda ser lo más constante y organizado posible, y podrás irte a Las Vegas, por tu propia cuenta, en menos de lo que imaginas.

Necesitas confiar en tus instintos

Confiar en tus instintos será clave para permitirte viajar solo de una forma más fluida.

No importa si eres una persona introvertida o introvertida, experimentada o novata, habrá momentos en tus viajes en solitario en los que no sabrás realmente qué decisiones tomar, a quién elegir de acompañante o en qué momento marcharte. Aquí es cuando tus instintos suelen entrar en acción.

Desde elegir el mejor alojamiento hasta seleccionar que atracciones visitar, tu instinto te puede dar varios consejos.

Necesitas mantenerte alerta

Parte de las razones para viajar es la de descubrir un lado más gentil y positivo de las personas y lugares. Es maravilloso ser testigo de esa calidez humana, pero para ser honesto este no siempre será el caso. Es por ello que si quieres viajar sólo debes mantenerte siempre alerta.

No importa que tanta información tengas del lugar o que tan familiarizado este, recuerda siempre llevar contigo cierto nivel de precaución. Prevé imprevistos y mantén tu guardia en un nivel saludable.

Pide informes con la recepción de tu hospedaje para conocer las atracciones y los peligros locales. Incluso puedes solicitar con ellos transportes autorizados que te permitan mantenerte más tranquilo.

Necesitas empezar con “Sí, yo puedo”

No decimos que te creas el Superman del turismo o algo parecido (un curioso fenómeno llamado “ego de turista”, en el que los viajeros suelen creerse intocables) sino de algo mucho más íntimo y enriquecedor. Necesitas mirarte a ti mismo y sobreponerte a tus miedos de viajar y al tabú de “viajar solo”.

Por alguna extraña razón, la mayoría de nosotros prefiere estar en compañía de alguien para viajar. Es impensable viajar por cuenta propia. Y aunque hay muy buenas razones para ello, el viajar sólo es una de las experiencias más enriquecedoras que una persona puede realizar en su vida.

Hay varias formas de superar el miedo a viajar solo, pero todas se basan en las mismas instrucciones: prepárate e infórmate. Estudia día a día tu siguiente destino. Pide opiniones. Solicita recomendaciones. Pregunta las veces que sea necesaria hasta que puedas decidir cambiar tu vida.

Es normal sentir miedo ante este tipo de experiencias (acompañado o no), pero considera que ese miedo es indicio de que estás realizando algo importante.

Viaja con plena conciencia de que estás a punto de hacer algo positivo para ti mismo. Algo que te llenará de historias, de marcas, de fotos, de selfies, de números, de correos, de aventuras y de maravillosas personas que seguramente encontrarás a tu paso. Todo si empiezas con: “Sí, yo puedo”.


¡Listo! Esperamos que los 5 puntos anteriores te ayuden a decidir viajar en solitario próximamente. Pero si tu objetivo es hacerlo ahorrando en grande te invitamos a que obtengas tu membresía exclusiva Re_set donde tendrás acceso a descuentos únicos en tu hospedaje en más de 1,000.000 de hoteles por todo el mundo para que puedas ahorrar las veces que quieras, los 365 días del año. ¡Conoce Travel Made Different con Re_set!

Write A Comment