Category

Playa del Carmen

Category

Una de las más grandes bellezas naturales de México son los cenotes de la Península de Yucatán. Generalmente rodeados por un misticismo único, solemos asociar a los cenotes con el lado extremo del turismo de la Riviera Maya. Sin embargo, aunque hay algo de verdad en esa idea, los cenotes son una de las atracciones más familiares y representativas de la región.

Si estás pensando en re_visitarlos en tu próximo viaje, aquí te dejamos 5 cosas esenciales que debes saber sobre los cenotes y que seguramente te permitirán disfrutarlos al máximo.

¿Cuándo me recomiendan asistir?

Empezaremos con decirte que el clima es tropical y no podrás escaparte del calor en ninguna época del año, a menos que prendas el aire acondicionado.

Mientras que la temporada baja (abril a noviembre) suele ir acompañada de algunos descuentos para el acceso a ciertos cenotes y parques ecoturísticos de la Riviera Maya, también ser la época más calurosa; siendo los meses menos recomendados julio, agosto y septiembre por el extremo calor que se siente en el área.

Si pretendes conocer más de los cenotes y la zona arqueológica de la Riviera, nosotros te recomendamos asistir en los meses de temporada alta, es decir, de diciembre a febrero, cuando la temperatura suele alcanzar un promedio máximo de 27° C, pero a la sombra podemos mantenernos más frescos en casi unos 17° C.

¿Cómo puedo llegar?

Repartidos por la parte más tropical de Yucatán y Quintana Roo, te recomendamos acercarte con un agente de viajes y solicitar un tour guiado para visitar distintos cenotes de la zona de una forma más organizada. Estos tours generalmente tienen un costo que ronda los 1500 pesos por persona. De lo contrario también puedes solicitar ayuda de los taxistas locales, quienes con gusto podrán llevarte hasta algunos de ellos como el cenote Chaak Tun (desde Playa del Carmen) o el Gran Cenote (desde Tulum).

También tienes la posibilidad de asistir por cuenta propia en transporte particular, pero re_considera que algunos cenotes están selva adentro por lo que llegar suele complicarse un poco el acceso.

¿Qué actividades hay?

Además de poder nadar dentro de los cenotes existen otras actividades que puedes realizar en ellos dependiendo de qué tan aventurero seas y tu experiencia.

Las actividades más refrescantes para toda la familia incluyen el snorkel y kayak guiados en los mismos cenotes pagando de entre 100 a 500 pesos MXN, según el lugar.

luz_entrando_cenote_re_set_5_cosas_debes_saber_cenotes
Una vez que te encuentras adentro de un cenote, tus sentidos son hechizados por su belleza natural.

 

Si lo que re_quieres es tener una experiencia inolvidable, no puedes dejar pasar la oportunidad de bucear en estas maravillas geológicas. Acércate a los guías de lugar para programar una sesión de buceo de acuerdo a tu nivel o, si eres todo un experto y ya cuentas con los permisos necesarios, contáctalos para organizar una expedición única. El cenote Dos Ojos, por ejemplo, podrá ser todo un reto para ti si eres aficionado a esta actividad, con descensos de hasta 120 metros de profundidad.


Una vez que termines de disfrutar de las aguas cristalinas de los cenotes puedes relajarte con tus acompañantes re_disfrutando de una buena comida familiar en la zona o, si el lugar lo permite, tener una sesión extrema de rappel y tirolesa, generalmente a sólo un costado de estas maravillas naturales.

Recuerda siempre conocer el reglamento del lugar y mantener limpia esta área tras tu visita.

¿Hay alguna diferencia entre cenotes?

Podemos clasificar los cenotes en tres tipos diferentes: a cielo abierto, semiabierto, subterráneo o tipo gruta. Según esta clasificación el precio de entrada varía entre cada uno, de 75 a 200 pesos MXN por persona, además de que es posible que algunas de las actividades anteriores no estén disponibles al público.

La recomendación es preguntar previamente sobre la condición de cada cenote para darte una idea de qué encontrarás a tu llegada. La mayoría cuenta con servicios básicos de baños y acceso para personas discapacitadas, por lo que no tendrás que preocuparte por terminar en medio de la selva con algún contratiempo. En algunos cenotes, incluso, podrás hospedarte en cabañas con jacuzzi, visitar algunos museos, hacer algo de shopping turístico en tiendas, y disfrutar del tradicional menú yucateco en los restaurantes cercanos.

Y, ¿sí son puertas al inframundo?

Según la tradición Maya, el mundo de los muertos era un lugar mítico que se ubicaba físicamente en el subsuelo. Cavernas, huecos, abismos, zanjas y demás aberturas geológicas eran tratadas como puertas hacia este inframundo llamado Xibalba, en el que habitaban tanto el espíritu de nuestros antepasados como dioses y otros seres sobrenaturales. Los cenotes, al contener agua cristalina y ser de dimensiones gigantescas, eran tratadas con especial reverencia pues el conector principal entre Xibalba y nuestro mundo terrenal era el agua.

vista_aerea_cenote_re_set_5_cosas_debes_saber_cenotes
Como un ojo de azul profundo, los Cenotes se observan entre el verde de la selva de la Riviera Maya.

Hoy en día, sabemos que, aunque los cenotes sí están conectados entre sí por todo un mundo subterráneo de cuevas y ríos, su verdadero origen se remonta a la era de hielo del Pleistoceno, cuando los mares bajaron su nivel y dejaron expuesto el suelo de roca caliza. A varios metros por debajo de la superficie, los ríos subterráneos continuaron alimentándose de la filtración del agua de lluvia hasta que, en algunos lugares, la roca se erosionó tanto que el techo del río colapsó exponiendo el agua a la intemperie.

El resultado: el cenote, una de las más bellas y místicas formaciones re_naturales del mundo.


Ahora que ya estás listo para emprender tu travesía, prepara tu cámara, haz la maleta y no olvides registrarte GRATIS en Re_set donde podrás obtener espectaculares descuentos en tu hospedaje por toda la Riviera Maya con nuestro periodo de prueba.