Category

África

Category

Marruecos está ubicado al norte de África y podría considerarse como la puerta de entrada al maravilloso continente, es un punto de contraste entre los azulejos de sus fachadas, ciudades monocromáticas y la magia de un gran desierto. Su ubicación geográfica lo hace contar con un clima privilegiado durante casi todo el año, sin embargo, se recomienda viajar durante la primavera que es cuando las temperaturas están más templadas. 

No puedes ir a Marruecos sin visitar las mezquitas, los hamman, que son baños públicos y que pueden ser la oportunidad para platicar con marroquíes y conocer más de su cultura; las madrazas, bellas por su arquitectura pero también por su historia, entrar en estos lugares donde se estudiaba o estudia el corán es una sensación única; o las medinas, que son urbes organizadas en las ciudades árabes y donde muy fácilmente podrías perderte si vas solo. En cada ciudad de Marruecos están presentes estos puntos de interés con sus peculiares colores, conócelos y vive la experiencia.

 Prueba Re_set GRATIS por 90 días y obtén descuentos exclusivos en tu próximo hospedaje

Visita sus mágicas ciudades

Si es la primera vez que visitas Marruecos, es ideal comenzar tu recorrido por Tánger, pues su cercanía con España hace más sencilla la comunicación. Además, por haber haber sido el protectorado de numerosos países es una ciudad muy cosmopolita e internacional.  

En Tánger puedes visitar el Cabo Espartel, un faro ubicado en la punta que divide el Mar Mediterráneo del Atlántico y donde la vista es realmente hermosa, ¡tómate un tiempo para un descanso! Muy cerca de ahí están las Grutas de Hércules, donde cuenta la leyenda que este personaje separó con su gran fuerza Europa de África. 

A sólo 3 horas de Tánger se encuentra Chefchaouen, la ciudad azul, pintada de este color porque así los mosquitos no se acercan a las casas. Sus medinas son un Re_encuentro con hermosos rincones para fotografiar, en la plaza principal se puede comer en gran tranquilidad. Uno de los atractivos es la kasba, que es una antigua fortaleza amurallada que alberga un museo y una torre desde la cual se pueden ver distintos puntos de la ciudad. 

Uno de los destinos más populares de Marruecos es la ciudad de Fez, una de las más caras del país. Con 1200 años la ciudad tiene dos extremos, la vieja y la nueva, y aunque ambas tienen su encanto, trasladarte de la ciudad nueva a la vieja será como hacer un viaje en el tiempo. El lugar más fascinante es la medina de Fez-El bali, recorrer su laberinto de callejuelas y bazares llenos de negocios, sus talleres artesanales y el desfile de personas despertarán en ti un sinnúmero de sensaciones. Además, esta medina no tiene tránsito vehícular, para transportarse usan mulas o burros, lo cual suma autenticidad al lugar. 

Una parada obligada son las curtiderías de Fez, donde se puede observar el trabajo en las pieles y, a pesar de su mal aroma, observar un oficio que tiene más de once siglos de tradición es todo un deleite. 

El principal centro turístico de Marruecos, Marrakech, con su millón y medio de personas fue la capital del imperio islámico y no habrá forma de pasar en el país sin visitar esta ciudad. Entrar en su medina es toda una aventura pues no sabes si al salir de un callejón podrías encontrarte con un palacio. Con la escuela coránica más grande del país, la Medersa Ben Youssef, tiene hermosos patios y habitaciones acondicionadas con elementos de la época para que puedas conocer cómo se estudiaba en aquella época. 

La plaza Jamaa el Fna es el centro de Marrakech, todos los caminos de la medina están conectados a ella. Visitarla es una mezcla de emociones, durante el día encuentras monos, encantadores de serpientes y vendedores de jugos de naranja. Pero llegada la noche esta plaza se transforma y se llena de puestos de comida, donde decidirte a sentarte en uno será una misión casi imposible debido a la insistencia de los vendedores, además de lo cuidadoso que deberás ser al ingerir tus platillos, pues podrías terminar pagando por algo que no pediste.

A unas horas de Marrakech está Essaouira, y si lo que buscas es disfrutar un lado diferente de Marruecos esta es la ciudad que debes visitar. La gente es muy amable y servicial, les gusta tomar el té y sentarse a conversar por lo que es una oportunidad para conocer un poco más de su ciudad. 

Recorrer su medina amurallada es un goce para los sentidos, sus puertas de entrada y los muros que la separan del resto de la ciudad están muy bien conservadas. Tómate el tiempo para caminar y disfrutar de sus vistas mientras adquieres artesanías.  

Aunque no se trata de una ciudad, visitar el desierto del Sahara es otro de los atractivos de Marruecos para disfrutar de un mágico y misterioso paisaje árido. Vive la sensación de Re_ubicarte en el tiempo y olvidar todo lo que te rodea. Recorrer el desierto encima de un camello es la mejor forma de conocer este oasis de belleza, sentarte y disfrutar de un atardecer es un regalo a los sentidos.  

Seguir hablando de los encantos de Marruecos sería una historia sin fin pues cuando piensas que ya lo has visto todo, das vuelta a una medina y Re_descubres un nuevo secreto. Lleno de hermosas ciudades que parecen detenidas en el tiempo y rodeada de vistas al mar, colores únicos y plazas llenas de vida, viajar a este país es algo que deberías hacer al menos una vez en tu vida. 

Déjate sorprender por los secretos y maravillas de Marruecos, lleva Re_set contigo y ahorra hasta el 70% de descuento en más de 1,000,000 de hoteles en todo el mundo.. Suscríbete hoy y prueba Re_set gratis por 90 días. ¡Aprovecha y planea tu viaje a este mágico lugar del mundo!